18Jun2012

La planta de tratamiento de aguas residuales del Nuevo Aeropuerto Internacional de Quito ha sido diseñada para depurar 12 litros de aguas negras por segundo. El sistema consiste en una cámara ecualizadora de influentes, cámara de bombeo, dos cámaras de sedimentación, cuatro cámaras de rotores biológicos de contacto, cuatro clarificadores secundarios y una cámara de desinfección mediante rayos ultravioleta.

planta aguas residuales

Rotores biológicos de este sistema llegarán todas las aguas negras y azules provenientes de las diversas instalaciones del Nuevo Aeropuerto, así como las aguas residuales procedentes de los aviones.

En los depósitos que reciben el agua residual, la gravedad separa los sedimentos más pesados; las aguas negras ingresan a los rotores biológicos de contacto, que son depósitos metálicos que giran a gran velocidad logrando que el agua adquiera mejores condiciones sépticas hasta en un 80%. Luego pasan a los clarificadores secundarios y a la cámara de desinfección para continuar el proceso. Al finalizar, el agua tratada cumplirá con normas nacionales e internacionales de cuidado ambiental.

La descarga final de las aguas se realizará hacia la quebrada de Santa Rosa, que presenta una baja sensibilidad ambiental.

Noticias